Enzo Francescoli - El Principe

Fueron sus dos etapas de tres años en River (1983-86 y 1994-97, así terminó el libro de sus aventuras a mitad de carrera en la Ligue 1 y la Serie A) donde Francescoli alcanzó un aire de idolo.

Primer Etapa

Después de que Francescoli ganara la Copa América de 1983 con Uruguay, River Plate lo contrató ese mismo año por $310,000. El año siguiente, Francescoli no pudo mostrar su potencial, compartiendo el tiempo con otros jugadores. Vio más tiempo de juego hacia el final de la temporada cuando el equipo llegó a la final de Argentina, pero fue derrotado por 3-0 por Ferro Carril Oeste.

Sin embargo, Francescoli, fue elegido como el mejor futbolista sudamericano de 1984 por sus actuaciones para River Plate y la selección nacional uruguaya. Deseoso de sobresalir con River Plate, Enzo rechazó una oferta de América de Cali que estaba bien ese año y que se convertiría en el subcampeón de la Copa Libertadores entre 1985 y 1987.

Aunque el equipo no ganó el campeonato en 1985, Francescoli fue votado como el mejor jugador de Argentina, el primer jugador extranjero en recibir el honor. Finalmente ganó el título argentino con River Plate la próxima temporada, reclamando el Campeonato 1985-86 que se había restablecido como un solo torneo. Terminó la temporada como el máximo goleador con 25 goles, tres de los cuales llegaron en una victoria por 5-4 contra Argentinos Juniors para el partido por el campeonato y se clasificó para la Copa Libertadores.

En enero de 1986, marcó su gol más famoso: una "chalaca" decisiva que le dio a River Plate una victoria sobre la selección nacional de Polonia en un torneo amistoso organizado por los cinco clubes más grandes de Argentina.

La "chalaca" de Francescoli a Polonia

Después de ganar el título argentino, Francescoli representó a Uruguay en la Copa Mundial de la FIFA de 1986. Uruguay fue eliminado por Argentina, que posteriormente ganó sus siguientes cinco partidos para capturar la Copa del Mundo. Francescoli más tarde se mudó a Europa, firmado por Racing Paris, recién ascendido de la Segunda División francesa. Nantes estaba dispuesto a pagar $2,5 millones por su contrato, pero el presidente de River Plate en ese momento, Hugo Santilli, creía que Francescoli podría obtener un mejor precio.

Consagración En River

En 1994, a los 33 años, después de una temporada poco inspiradora con Torino, Francescoli decidió regresar a Argentina para jugar por su ex equipo River Plate, donde había jugado su mejor fútbol. A pesar de su edad, estaba decidido a demostrar que aún podía competir en el mas alto nivel, y tuvo un buen desempeño en el campeonato de Apertura con el equipo ese año (la temporada argentina volvió a dividirse en dos torneos separados, Apertura y Clausura, en 1990 -91). La temporada también marcó la primera vez que River Plate logró convertirse en campeón invicto.

Dos temporadas después, Francescoli se retiró de la Celeste para dedicarse completamente a River Plate a nivel de clubes, recuperando su mejor forma, anotando 19 goles en total. La temporada 1996 fue la más importante ya que Francescoli lideró un equipo joven, talentoso y sin experiencia que incluía a Ariel Ortega, Matías Almeyda, Juan Pablo Sorín, Hernán Crespo y Marcelo Gallardo para ganar el título de la Copa Libertadores de 1996, y su segundo título de liga, brevemente empatando el récord de 15 títulos establecidos por sus rivales Boca Juniors.

Francescoli besando la Copa Libertadores

Francescoli terminó su temporada con River Plate con una derrota en la final de la Copa Intercontinental de 1996 contra el equipo italiano Juventus. River Plate tuvo la oportunidad de igualar a Boca Juniors con dos títulos de la Copa Intercontinental, pero finalmente perdió ante el equipo italiano por el que jugó un aficionado de Francescoli.

Cuando vi jugar a Francescoli, él era el jugador que quería ser. Era el jugador que vi y admiré en el Olympique de Marseille, mi ídolo cuando jugé contra él cuando estaba en la Juventus ... Enzo es como un dios.

Zinedine Zidane

La temporada siguiente, a pesar de la pronta salida en el torneo continental, River Plate disfrutó de mucho éxito en el país, siguiendo su título de la Copa Libertadores 1996 con un triplete afortunado el próximo año: el Clausura, Apertura y la Supercopa Libertadores.

Después de la Copa Mundial de 1998, Francescoli anunció que se retiraría a principios de 1998, rechazando una oferta de aproximadamente un millón de dólares para continuar, sintiendo que no podría jugar otro año debido a continuas luchas por lesiones. Los malos hábitos de sueño causados por el estrés lo obligaron a buscar terapia desde 1996. Sus últimos dos partidos con River Plate fueron históricos ya que en cuatro días ganó dos títulos.

Enzo en su partido de despedida

El 1 de agosto de 1999, Francescoli regresó al Monumental para un partido amistoso de despedida. Sesenta y cinco mil espectadores estuvieron presentes, entre ellos el presidente de Argentina Carlos Menem y el presidente de Uruguay, Julio María Sanguinetti, así como algunos fanáticos de Boca Juniors. El partido reunió a los amigos de River Plate con los del club que había esperado jugar durante su infancia, Peñarol, quien ganó el partido 4-0. Después del partido, el campo fue ocupado por miles de niños, para quienes Francescoli, junto con otros jugadores, firmaron autógrafos y también patearon el balón con ellos.

PALMARES Y ESTADISTICAS
  • PARTIDOS - 233 Partidos (1983-86, 1994-98)
  • GOLES - 135 Goles
  • PRIMERA DIVISION - 5 (1985–86, 1994 Apertura, 1996 Apertura, 1997 Clausura, 1997 Apertura)
  • COPA LIBERTADORES - 1 (1996)
  • SUPERCOPA SUDAMERICANA - 1 (1997)
MOMENTOS EN RIVER PLATE
GALERIA

Fuente: Who Ate All The Pies, The 42, Wikipedia

Él era mi jugador favorito y yo solía esperar para verlo entrenar.

Zinedine Zidane, hablando de su ídolo