Cuauhtemoc Blanco - Temo

Uno de los máximos exponentes del americanismo en los últimos años, Cuauhtémoc Blanco, jugador que dejó una huella imborrable en el Club América, vivió su debut como jugador de futbol profesional ante el equipo de León.

DEBUT

Debutó con América el 5 de diciembre de 1992, en un duelo correspondiente a la 18.ª jornada de la temporada 1992-93 frente a León. Dicho partido fue celebrado en el estadio Nou Camp; y Blanco ingresó en el minuto 62 por Raúl Rodrigo Lara. El técnico que lo hizo debutar fue Miguel Ángel López.

Durante sus primeras dos temporadas como profesional disputó únicamente 16 encuentros, solo uno de ellos de forma completa y sin jugar más de 700 minutos en total (una situación normal para un centrodelantero joven y mexicano en un club que en ese momento contaba con delanteros como Hugo Sánchez, Zaguinho y Gérman Martellotto, entre otros). Dicha situación comenzó a cambiar con la llegada de Leo Beenhakker al banquillo americanista en la temporada 1994-95.

Blanco en su primera temporada con "Las Aguilas"

Fue el holandés el que, poco a poco, fue otorgándole confianza al jugador, variando su posición entre centro delantero o extremo. También lo orientó para que se comportara mejor y abogó por él ante la directiva para un aumento de sueldo. Bajo su dirección técnica marcó sus primeros seis goles en la máxima categoría. El primero de ellos lo convirtió el 16 de septiembre de 1994 ante Tecos de la UAG en un partido por la 3.ª jornada, disputado en el Estadio Tres de Marzo. A partir de allí comenzó a tener más regularidad. Sin embargo, al final del torneo Verano 1997 el director técnico Jorge Solari prescindió de su participación y fue enviado en calidad de préstamo a Necaxa por un año.

CONSAGRACIóN EN LA LIBERTADORES

Ubicado nuevamente como centro delantero por Carlos Reinoso, vivió su mejor etapa como goleador. Obtuvo el "Campeonato de goleo individual" con 16 anotaciones en el mismo número de juegos en los que participó durante el Invierno 1998, lideró la ofensiva americanista como mejor anotador en 4 torneos consecutivos y comenzó a convertirse en referente del equipo por situaciones dentro y fuera de la cancha.

En la Copa Libertadores 2000 tuvo una de sus más destacas actuaciones a nivel internacional al concretar 9 goles en 12 partidos, incluyendo dos históricos tripletes. El primero de ellos el 12 de abril de 2000 en la mayor goleada mexicana de la historia en el torneo sudamericano, cuando América venció 8-2 a Olimpia. El segundo triplete estuvo precedido de una serie de amenazas de muerte producidas por miembros de las barras del club colombiano América de Cali. En el juego de vuelta el 9 de mayo, Blanco marcó los tres goles de la victoria 3-2 del equipo mexicano, lo que le valió los aplausos de los aficionados rivales.

Blanco celebrando un gol ante el America de Cali

Su actuación en Copa Libertadores fue factor determinante para su contratación por parte del Real Valladolid, en calidad de préstamo para la temporada 2000-01.

REGRESO DEL IDOLO

Su regreso al América para el torneo Apertura 2002 se produce en un momento en que el futbolista se encuentra consolidado e identificado con la etiqueta de figura para su club. Aquel primer torneo se convierte en líder pasador y goleador del equipo que consiguió el liderato general de la competencia. Actuación que contrastó con su desempeño al siguiente torneo en el que no consiguió ningún tanto.

Con el regreso al Conjunto de Coapa del entrenador Leo Beenhakker en el Apertura 2003, Blanco recuperó su mejor nivel y formó una destacada dupla con el chileno Reinaldo Navia. Su mejoría se extendió a la disputa de la Copa Libertadores 2004, donde nuevamente sobresalió como pasador y anotador de 4 goles.

Blanco en el partido frente al Sao Caetano

Dicha participación fue eclipsada al verse involucrado en una pelea campal con jugadores del Sao Caetano, luego de la eliminación del equipo mexicano en el partido de vuelta de los octavos de final que terminó con empate a uno (previa derrota 2-1 en la ida) acontecido el 11 de mayo en el Estadio Azteca. Las consecuencias para el jugador fue una suspensión de un año de toda competencia avalada por CONMEBOL, y su consecuente salida del club para jugar en Veracruz.

PRIMERA VEZ CAMPEóN

Regresó en el Clausura 2005 al América de la mano de Mario Carrillo, para consagrarse por primera vez como Campeón de liga, lo hizo luego de una actuación histórica de su equipo (el monarca menos vencido) y una muy destacada de su parte como capitán, anotando dos goles en la final frente a Tecos de la UAG. Destacó el conjunto ofensivo que formó con Claudio López, Kleber Pereira y Aarón Padilla.

En este ciclo también obtendría el Campeón de Campeones 2004-05 y la Copa de Campeones de la Concacaf 2006. Posteriormente y luego de una baja importante de juego, conformaría una nueva dupla en la ofensiva, esta vez con Salvador Cabañas, destacando ambos en el subcampeonato del Clausura 2007 y la actuación en Copa Libertadores 2007. Durante la final marco sus últimos dos goles como jugador del América, el 24 de mayo en el Azteca, y el día 27 durante el juego de vuelta en el Estadio Hidalgo.

El 1 de abril de 2007 fichó por el Chicago Fire de la MLS de Estados Unidos, equipo al que se integró hasta el final del torneo mexicano.

HOMENAJE

A manera de homenaje y como parte de los festejos del Club América en el marco del centenario de su fundación; Blanco fue registrado formalmente en el equipo para disputar el partido correspondiente a la fecha nueve del Clausura 2016 frente a Monarcas Morelia. El jugador se retiró de esta manera, de forma definitiva, del balompié profesional y portando la playera del equipo con el cual debutó y alcanzó su mayor nivel.

Blanco inició como titular y capitán en el partido. Cuauhtémoc, que portó la playera “100”, generó peligro, tocó en varias ocasiones el balón, comandó ataques e incluso estuvo cerca de hacer un gol, pero el travesaño lo impidió. Al minuto 36, el jugador salió de la cancha e ingresó Carlos Darwin Quintero. La afición se brindó al ídolo americanista.

Blanco haciendo la "Cuauhteminha" el dia de su despedida

Al medio tiempo recibió un reconocimiento por parte de la directiva y se despidió del público con una vuelta olímpica. Cuauhtémoc Blanco durante la segunda parte estuvo en la banca, festejó. El encuentro terminó y la afición ovacionó nuevamente al playera “100” de las Águilas.

PALMARES Y ESTADISTICAS
  • PARTIDOS - 333 Partidos (1992-1997, 1998-00, 2002-04, 2005-07, 2016)
  • GOLES - 135 Goles
  • CLAUSURA - 1 (2005)
  • CAMPEóN DE CAMPEONES - 1 (2005)
  • CONCACHAMPIONS - 2 (1992, 2006)
MOMENTOS EN EL AMERICA
GALERIA

Fuente: Club America, Sports Illustrated, Wikipedia