BOCA DEL VIRREY

Un 9 de agosto de 1998, Carlos Bianchi hacía su presentación como DT de Boca en el fútbol argentino. Un día que marcaría un antes y un después en la historia del club.

En ese momento ningún hincha de Boca hubiera imaginado todo lo que festejaría al cabo de unos años. Era la primera fecha del Apertura 98, el Xeneize visitó a Ferro. El rendimiento fue de otra magnitud, Boca ganó 4 a 2, yéndose 4 a 0 al entretiempo. La tapa de Olé lo decía todo, Boca arrasó.

Ese triunfo le daba el puntapié a su primer ciclo azul y oro (1998-2001), en el que títulos no le faltaron: A nivel local, campeón de ese mismo Apertura 98, del Clausura 99 (obteniendo así el Bicampeonato) y del Apertura 2000. Dos Libertadores, 2000 y 2001; y una Intercontinental (2000 frente al Real Madrid).

Temporada 1998-99

En su primer campeonato armó un equipo demoledor y arrasó con el título de manera invicta (13 triunfos y 6 empates). El Virrey potenció a Riquelme y le dio rodaje a una dupla histórica formada por Guillermo y Palermo, que convirtió 20 goles en aquel Apertura 98 y fue todo un récord en torneos cortos. Ese equipo implacable, demoledor, que parecía invulnerable, realmente lo fue ya que estuvo 40 partidos sin perder y, con la repetición en el Clausura 99, sumó otro bicampeonato. Bianchi iniciaba así su camino a la inmortalidad.

Esas campañas le dieron el derecho a participar en la Copa Libertadores 2000, a 22 años de la última conquista en el máximo torneo sudamericano.

LIBERTODARES 2000

Fiel al estilo Bianchi, que ya era el estilo Boca, fue jugando de menor a mayor, en la primera fase dejó atrás a Peñarol y tomó envión: El Nacional (Ecuador); River Plate, en un superclásico caliente como pocos; América de México con hazaña en el Azteca, y una final inolvidable en Sao Paulo aguantando el 0-0 ante el Palmeiras y ganando por penales.

PARTIDO CLAVE

BOCA 3 - 0 RIVER

CAMPEONES DEL MUNDO

El 28 de noviembre venció al Real Madrid 2-1 con dos tantos fantásticos de Palermo y volvió para ganar el Clausura, con lo justo, en la última fecha. En menos de dos años y medio Carlos Bianchi había cosechado 5 títulos y amenazaba con seguir ese camino “hegemónico” que soñaba el presidente Macri.

LIBERTODARES 2001

El nuevo desafío era la Copa Libertadores 2001. Oriente Petrolero, Cobreloa y Deportivo Cali quedaron a un lado en la fase inicial. Cuando Boca tomó envión dejó atrás a Junior de Barranquilla, aplastó al Vasco da Gama y en semifinales volvió a humillar a Palmeiras por penales, otra vez en Sao Paulo. En la final esperaba Cruz Azul, el único club azteca que llegó a esta instancia. Delgado marcó el único tanto en el Azteca y a la vuelta La Bombonera parecía reventar de público. Y acorde al estilo Boca, tuvo que sufrir: Palencia marcó el único gol de la noche porteña y de nuevo los penales le marcaron a Boca el camino a la gloria.

PARTIDO CLAVE

BOCA 0 (3) - (1) 1 CRUZ ZAUL

El título le dio una nueva chance japonesa, ante Bayern Munich, campeón europeo. Semanas antes de la cita, Bianchi se levantó de su silla durante una conferencia de prensa y dejó hablando solo al presidente Macri. Con ese desplante dijo todo: en diciembre diría adiós. La caída ante el equipo alemán fue el cierre de un ciclo.


Fuente: Boca Juniors, SoccerMania, Wikipedia

Daría todo el champán que he bebido para jugar con él en un gran partido europeo en Old Trafford

George Best, leyenda del Manchester United